La utilidad del color en el diseño gráfico

En estos días de cambios, muchos son los negocios que han tenido que reinventarse y dar una nueva imagen, así como la existencia de otros nuevos que han aparecido debido a las circunstancias actuales.
Por ello, tal como os hemos comentado en anteriores ocasiones, tener una BUENA IDENTIDAD VISUAL es imprescindible para dar una buena imagen a tus clientes y a tu público objetivo.
En este aspecto, entran en juego una gran cantidad de elementos: tipografía, logo… y colores.

Vamos a daros una serie de recomendaciones respecto al uso de los colores en tu logo:

  • Si disponemos los colores en gradación tonal del oscuro al claro, nos dará sensación de profundidad
  • Por el contrario, si los disponemos del claro al oscuro, la sensación será de volumen
  • Los colores complementarios se influyen recíprocamente, de manera que un mismo color, sobre diferentes fondos, nos parecerá distinto
  • Son colores opuestos aquellos que se equilibran e intensifican mutuamente (un color frío y uno cálido, o un color primario y uno compuesto, se complementan)
  • Los colores más luminosos dan la impresión de avanzar hacia el observador
  • Los más oscuros y los fríos transmiten una sensación de retroceso

Entre ellos, el fondo amarillo es el que produce mayor sensación de avance
Todos estos efectos deben tenerse en cuenta ya que significan un atajo hacia los sentidos del receptor de los mensajes publicitarios.
El color, además, tiene diferentes aplicaciones, distinguiendo:

  • Color denotativo: atribuido a figuras o imágenes, como un atributo real de ellas
  • Color connotativo: el que más nos interesa porque interviene la percepción que tenemos de los colores
  • Color esquemático: tiene que ver con la heráldica
    El color es, con frecuencia, una parte esencial de la identidad corporativa gráfica, hasta el punto de que es capaz de definir totalmente a una marca.
    En Nous Tractes te ayudamos y recomendamos a elegir todos los elementos más adecuados a tu negocio. ¡Consúltanos!